Mauricio Macri les pidió a sus ministros que eviten hablar de ajuste en el medio de la campaña.

En la reunión de gabinete de este martes, el presidente les recordó a sus funcionarios: “Estamos en campaña, es lo nuevo contra la viejo, reforcemos eso”. El objetivo del presidente es profundizar la polarización con Cristina Kirchner para que las elecciones generales de octubre sean una suerte de ballotage.

Con eso busca que los votantes de Sergio Massa, que sacó 15 puntos, se vuelquen al “voto útil” para terminar con el “pasado”, que es la definición que el Gobierno aplica para la ex presidenta.

Luego, Macri elogió al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne: “Si alguno no se preocupa porque vayamos bajando el déficit fiscal, esto no va a andar, así que está muy bien la labor que él hace”, aseguró.

El Gobierno decidió restringir los discursos de cada candidato a los temas que cada uno trabajó en la gestión, para evitar furcios como los que se sucedieron en la campaña previa a las Paso.

Como anticipó LPO, el Gobierno decidió acotar al candidato en la provincia, Esteban Bullrich, que sólo hablará de temas sociales y educativos. El ex ministro tendrá una visibilidad mayor al comienzo de la campaña, que al final será acaparada por María Eugenia Vidal.

En el PRO explicaron a este medio que Bullrich se dividirá distritos con Graciela Ocaña para abarcar mayor territorio.

La jerarquía que tendrá “La Hormiguita” es casi la misma que la del candidato a senador, a tal punto que la campaña se atrasó unos días porque la ex ministra de Salud tiene otitis.