Elisa Carrió se refirió públicamente al escándalo de Joanna Picetti, quien se niega a renunciar a su candidatura a diputada de Cambiemos por Capital pese a las graves denuncias en su contra y la presión de la cúpula del Gobierno.

“No va a ser diputada. O renuncia a su candidatura o va a ser excluida”, aseveró en su Facebook Lilita, quien como explicó LPO fue la primera en pegar el grito en el cielo cuando se enteró que Picetti tenía denuncias por maltrato hacia sus hijos.

“Tiene una acusación grave de parte de su familia, en la cual no vamos a entrar porque están sus hijos en el medio”, aludió Carrió, aunque aclaró que “La decisión de apartarla la tomamos entre todo el equipo de Vamos Juntos”. Luego agregó que “detectamos la situación a tiempo y reaccionamos inmediatamente”, pese a que el tema estaba dando vueltas en el Gobierno desde la semana pasada y finalmente estalló en todos los medios.

“Es muy saludable que un espacio, apenas toma conocimiento de una situación irregular reaccione y no mire para el costado”, justificó y enfatizó: “Hicimos lo correcto”.

El tema Picetti motivó varias reuniones de las principales figuras del PRO. Quienes hablaron directamente con la candidata, de 37 años, fueron Rogelio Frigerio y Diego Santilli. Pero no sólo no lograron convencerla, sino que Picetti apagó el teléfono durante todo su viaje a Europa por una supuesta reunión del G20 y se dedicó a tuitear.

El intento más vehemente para bajarla provino de quien la metió en la lista: Mauricio Colello, asesor de Frigerio, que intentó bajarla del avión en Ezeiza antes de que partiera a Europa. Incluso habría hecho bajarle la valija del avión con ayuda de la Policía Aeroportuaria y pese a retenerla en una oficina por unos instantes, no pudo impedir que viajara.

Pese a la firmeza de Carrió, en el PRO dudan del mecanismo que utilizarán para bajar a Picetti si se sigue resistiendo, más aun teniendo en cuenta que habría sido sobreseída por la Justicia en la causa que desató el escándalo.

En este contexto, el diputado Pablo Tonelli, titular de la comisión de Asuntos Constitucionales, consideró que Picetti debería jurar primero en la cámara baja si es electa y luego, en todo caso, analizarse “si es idónea o no para continuar” en el cargo.

“Todo lo que tenga que ver con la idoneidad o falta de idoneidad intelectual, moral, o lo que fuere para ser diputado -siempre de acuerdo a mi punto de vista- requiere que el diputado asuma y después sea juzgado”, interpretó Tonelli, en declaraciones a radio El Mundo.

Copyright La Politica Online SA 2017.