El Gobierno no logra tener asegurado los cinco votos que le permitirían apartar definitivamente al camarista Eduardo Freiler, suspendido provisoriamente por el Consejo de la Magistratura por mal desempeño.

El organismo creó un jurado de siete miembros, elegidos por sorteo, que tras escuchar los alegatos el pasado jueves definirá en 20 días la suerte de Freiler, una obsesión de Mauricio Macri.

Cambiemos necesita 5 de los 7 miembros del jury y parecía tenerlos cuando extrañamente renunció Jorge Ferro, miembro de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata. Lo reemplazó Armando Mario Márquez, del Tribunal Oral Criminal Federal de General Roca.

“Márquez no termina de cerrar y así no están los 5 votos”, confiaron a LPO fuentes de la Magistratura. Además de la diputada kirchnerista Diana Conti, no estaría convencido de echar a Freiler el senador del PJ Walter Barrionuevo.

El resto del jury lo integran los camaristas Inés Cantisani y Jorge Ferro, la senadora Silvia Giacoppo (UCR de Jujuy), el diputado Hugo Marcucci (UCR de Santa Fe) y el abogado Raúl Piaggio. Cambiemos confía en todos.

La renuncia de Ferro sorprendió a los habitués de la Magistratura, porque allí radica una denuncia en su contra para destituirlo y muchos creyeron que el sorteo que lo eligió en el jury fue premeditado. Y nadie sabe que va a ser Márquez.