El intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, buscó este viernes una foto de unidad con Fernando Espinoza en medio de las especulaciones por los comicios para presidir el PJ Bonaerense. No la obtuvo: el matancero no llegó al encuentro, pero mandó a Verónica Magario en un intento por bajar la tensión que creció en los últimos días.

Como contó LPO, la excusa era la inauguración de una escultura del artista Alejandro Marmo en homenaje al ex dirigente sindical de la UOM, José Rucci. Pero la idea de fondo era bajar la tensión de los últimos días y mostrar unidad para encarar dos definiciones clave: la renovación de autoridades del partido y la votación del presupuesto 2018 de María Eugenia Vidal.

El evento reunió intendentes y dirigentes sindicales que destacaron la necesidad y vocación de unir al peronismo bajo una sola expresión en “tiempos difíciles”.

Desde el entorno de Espinoza aseguraron a LPO que tenía pensado asistir pero “se le complicaron los tiempos”. Estaba con Alberto Descalzo y llegaron “cuando el acto estaba terminando”, dijeron a este medio.

Menéndez fue el orador del grupo y afirmó: “Los peronistas tenemos la obligación de unirnos para fortalecernos y defender como siempre a los sectores más vulnerables y a los trabajadores que son el motor de nuestro movimiento y nuestra patria”.

Desde el sector sindical estuvieron o Juan Carlos Schmid, Andrés Rodriguez, Omar Plaini y Pablo Moyano, entre otros referentes.

Entre los intendentes se sumó esta vez el massista Julio Zamora, de Tigre. Además de Magario fueron Santiago Magiotti, de Navarro, y Francisco Echarren de Castelli. También estuvo el diputado nacional por el Frente Renovador Facundo Moyano.