Julio De Vido acusó a José Luis Gioja de “guardar un ‘prudente’ silencio sobre su detención “como en la de otros compañeros también afiliados o militantes del campo popular que están siendo tenazmente perseguidos”.

De Vido fue aún más lejos al acusarlo de haber negociado con el oficialismo para que el bloque FpV no bajara a defenderlo en la sesión en la que fue desaforado. Tildó además de “Judas” a “los compañeros que votaron en contra” y anticipó la presentación judicial que hará ante la Justicia Federal por las obras públicas que se ejecutaron en la gestión kirchnerista.

En su carta pública por Facebook, De Vido traza un paralelo entre la reforma laboral impulsada durante el Gobierno de Fernando de la Rúa, que terminó con la famosa Banelco, y la actual reforma impulsada por la administración Cambiemos. “Esperemos que en esta oportunidad mi partido esté por encima del escándalo de la Banelco y, poniéndose a la altura de las circunstancias, repudie con firmeza y un poco más dignamente que en los últimos tiempos esta reforma”, sugiere De Vido.

“De la Banelco y otras yerbas” se titula la nueva carta difundida por De Vido en las redes sociales, en las que recuerda el escándalo de “una reforma laboral comprada” en el año 2000, de la que dice que “todo finalmente se ocultó”. Recuerda el papel del fallecido senador Emilio Cantarero, que tuvo un involuntario papel decisivo en la denuncia de ese episodio, y luego pide recordar quién era el presidente del bloque de senadores justicialistas en ese momento. “Es quien hoy en día cumple un altísimo cargo en mi partido: El Justicialismo (del que soy afiliado desde hace 50 anos y del que jamás renegué, mas allá de mi participación en las distintas alianzas electorales)”.

La referencia es al sanjuanino José Luis Gioja, a quien atribuye “guardar un ‘prudente’ silencio tanto en cuanto a mi ilegal detención e inconstitucional situación procesal como en la de otros compañeros también afiliados o militantes del campo popular que están siendo tenazmente perseguidos, en una grosera fractura del Estado de Derecho en la argentina, por esta conjura mediática – política – judicial de la que evidentemente estamos siendo objeto en estos tiempos que corren”.

“Muy religioso el hombre, tal vez no haya escuchado esa canción que hacía referencia a los curas del Tercer Mundo víctimas del Plan Cóndor en la década del 70 (tal vez allí también hicieron la vista gorda olvidando que un compañero siempre es un compañero, si no se coincide ideológicamente se lo confronta, pero nunca se lo entrega)”, agrega De Vido, quien recuerda luego que “el hombre en cuestión es hoy es diputado nacional, o sea, si dudaba respecto de la integridad de nuestra gestión; si hubiera tenido interés en investigar la llamada “Corrupción en la obra pública kirchnerista” habría colaborado en impulsar el proyecto del diputado (Adrián) Grana, reclamado por la expresidente para auditar la totalidad de la Obra Pública de la última década ,inclusive la realizada , descentralizadamente en su provincia”.

Luego le advierte a Gioja, a quien hasta entonces no menciona con nombre y apellido, que “como tengo las cosas claras y quiero que se aclare todo en relación a los 107.000 millones de U$S ejecutados como inversión pública durante mi gestión, dentro de las atribuciones que me confería la ley de Ministerios, y se aclare definitivamente en su universo jurisdiccional (Nación, Provincias, Municipios) y también empresario, ya que más de 1.200 empresas participaron en estos 12 años, pero no solo ellos , sino también en todas las áreas de control parlamentario, la AGN y por supuesto los actores y protagonistas locales de cada jurisdicción, todos los gobernadores, intendentes, empresarios y funcionarios involucrados que participaron de plan de obras más importante de la Historia Argentina, obviamente incluido Ud., que gobernó una de las Provincias más favorecidas por dicho plan y con mayor cantidad de Obras ejecutadas en forma descentralizada”.

“Es por ello que daré precisas instrucciones a mis abogados para que procedan inmediatamente con las presentaciones ante la Justicia federal”, anticipa De Vido, quien acusa a Gioja de que “lo que negoció esta vez con el oficialismo (porque hubo otras negociaciones) , es decir no bajar al recinto en los términos de ‘Que renuncie o no bajan’ que Ud. llevó a la cúpula del FpV y lo que les dijo en relación a Ud., y a un grupo de diputados ‘No bajen o votamos en contra’ y de esa manera tendremos un papelón mayor, en el marco y contexto explicado en mi artículo anterior La mano en el fuego, resultó un combo perfecto, que determinó finalmente la masiva abstención del bloque”.

Tras advertir que “todas las miserias, entregas y traiciones quedarán expuestas”, insiste en cuestionar la actitud del bloque FpV-PJ de no bajar a dar el debate el día de su desafuero, advirtiendo que “la necesidad de la rapidez del oficialismo estaba referida a tener una foto mía esposado, con casquito y chaleco, como es de rigor efectista para el prime time televisivo”.

“Si en vez de abstenerse se hubiera bajado al recinto a discutir, no hubieran cumplido con la programación de Clarín, La Nación y compañía, ya que avanzada la noche hubieran perdido rating. Hasta quizás se comían un par de tapas por tamaña insubordinación”, sostiene De Vido.

Luego le advierte a Gioja que “así como no renuncié a mi banca a pesar de las presiones objetivas y subjetivas, tampoco lo haré al Partido”, y advierte que “sería un honor para mí que me haga expulsar del partido si piensa que soy un corrupto. Hágalo, no se abstenga de vuelta. ¿Sabe qué? Me haría un favor. Me da asco compartir con Bossio el mismo espacio”.

“Además, quiero decirle que se nota mucho que Ud. se haya abstenido y todos o la mayoría de los diputados que dependen de Ud. hayan votado en mi contra. Seguro que va a decir que los mandó el actual gobernador, en esa supuesta interna en la que no cree nadie. Por eso es todo muy obvio, muy expuesto y muy deshonroso”, untualiza De Vido.

Más adelante le advierte a Gioja que “cuando lo citen a declarar en mi presentación ante la Justicia Federal por las Obras Públicas que se ejecutaron en su provincia (represas, estación Solar Fotovoltaica, Estadio de Fútbol, camino de Montaña, Túneles Viales, Centro Cívico, Viviendas, etc.) borre todos sus discursos de cuando me recibió como anfitrión en las inauguraciones y recorridas de obras, porque de trascender seguro irán a algún programa de televisión esos de archivo y lo harán quedar MUY MAL”.

Recién al final menciona al exgobernador sanjuanino por su apellido: “Compañero GIOJA, presidente del PJ, sin valoraciones personales, quiero decirle que no estoy, mientras siga con vida, dispuesto a jugar en la historia el papel que tuvo el senador Cantarero, téngalo muy presente”.

Como siempre, Julio De Vido firma como “Diputado nacional. Preso sin condena. Cárcel de Marcos Paz”.