La Comisión de Justicia aprobó un dictamen al proyecto que impide presentarse a elecciones a condenados por corrupción en cualquier instancia, sin haberse agotado las instancias de apelación.

La ley combina iniciativas presentadas por la macrista Silvia Lospennato, Elisa Carrió y la radical Brenda Austin. Ya había tenido dictamen en la Comisión de Asuntos Constitucionales y el miércoles 29 sería aprobado y enviado al Senado.

El macrismo espera ese momento para presionar a los senadores peronistas, reacios a restringir candidaturas de sus pares apretados en la justicia.

Lo dejó claro Miguel Pichetto, cuando respaldó la candidatura de Carlos Menem y se negó a negarle el juramento a Cristina Kirchner, ante una posible impugnación.

“Si la ex presidenta es condenada en algunas de sus causas, con esta ley, nunca más podrá ser candidata”, ratificó ante LPO el radical Diego Mestre, presidente de la Comisión de Justicia.

Así lo establece el proyecto, que modifica el artículo 33 de la ley orgánica de partidos políticos y establece que la inhabilitación para ser candidato se extiende “desde que exista sentencia condenatoria en cualquier instancia del proceso hasta su eventual revocación posterior, o bien hasta el cumplimiento de la pena correspondiente”.

Julio Raffo, aliado de Sergio Massa, propuso al menos agregar que la “sentencia confirmada sea dictada por un tribunal colegiado” y que en vez de que concluya la restricción con un fallo revocatorio sea “hasta la eventual absolución del condenado”.

“Lo que hacemos es cumplir con el fallo de la Corte en el caso Menem, cuando habló de un vacío legal sobre la impugnación a su candidatura por su condena”, amplió Mestre.

La izquierda presentó un dictamen propio y el kirchnerismo se opuso con la voz de María Emilia Soria, una de las que apoyó el desafuero de Julio De Vido.

“Esta propuesta claramente viola el principio de inocencia. La lucha contra la corrupción empieza con el respeto a la Constitución Nacional y sus garantías”, se defendió.

“Yo estaría peor si el espacio político que representó la cleptocracia más corrupta de la historia votaría a favor”, la chicaneó Lospennato.

La macrista miró para el costado, Juan Carlos Giordano, de la izquierda, dijo que para él “Juan Carlos Aranguren también es corrupto”.

El dato de color Araceli Ferreyra, de Movimiento Evita. No era parte de la Comisión, pero fue y se mostró de acuerdo.

Copyright La Politica Online SA 2017.