En medio de los rumores de cierta tensión entre la Casa Rosada y Horacio Rodríguez Larreta, Marcos Peña se trasladó hasta la futurista sede de la calle Uspallatapara acercar posiciones. La excusa fue un encuentro con más de 400 jefes comunales de todo el país, pero lo más jugoso sucedió en el despacho del jefe de Gobierno.

El evento fue una demostración de fuerza de Larreta, que ofició de anfitrión de cientos de los principales intendentes argentinos como el neuquino Horacio Quiroga, Martiniano Molina, el salteño Gustavo Sáenz y Eduardo Tassano, intendente electo de Corrientes.

Estaba previsto que Peña cerrara el encuentro a las 16.30, pero el jefe de Gabinete llegó unos minutos antes y acompañado de funcionarios nacionales encaró directamente hacia la oficina principal del edificio de Parque Patricios.

Hace varias semanas trascendió en medios gráficos y televisivos que la relación entre Macri y su ex jefe de Gabinetese resintió por el vuelo que tomó Larreta. En el PRO no hay cosa peor que las internas se hagan públicas.

Después de una agotadora jornada que incluyó el encuentro con los gobernadores y la posterior conferencia de prensa, Peña se cruzó media ciudad para amenizar la relación con Larreta. En un principio la charla fue grupal y al final se tornó en un cara a cara.

Según pudo saber LPO el jefe de Gabinete fue “muy cordial” para acercar posiciones con el jefe de Gobierno y alejar las tensiones por la sucesión para más adelante. Sobre todo después de la algarabía que produjo en el oficialismo el acuerdo con los gobernadores.

Larreta fue uno de los grandes perjudicados por ese acuerdo cuando los gobernadores. Los mandatarios recelaron ante el Presidente por la posición privilegiada del alcalde porteño respecto al tesoro nacional y ponían como excusa para negarse a bajar ingresos brutos la alta tasa porteña.

Por eso Macri le pidió a Larreta dar el ejemplo con la baja de Ingresos Brutos, un impuesto que representa más del sesenta por ciento de los ingresos de la Ciudad. O sea, se puso en riesgo la autonomía económica que disfruta el distrito más rico.

Larreta sin embargo aceptó la sugerencia presidencial. Reunió a su gabinete y le pidió un plan sustentable para ir bajando el tributo que ya se vio reflejado en el presupuesto porteño, donde casi todas las áreas tuvieron un crecimiento menor a la inflación.

El encuentro que cerró Peña este jueves, “Ciudades 2030: el futuro de las ciudades argentinas”, fue organizado por el programa Argentina 2030 junto al Gobierno porteño, el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, la CAF y la Universidad Di Tella.

El secretario General porteño, Fernando Straface y Rogelio Frigerio junto a Lucas Delfino estuvieron a cargo de la planificación. El ministro del Interior estuvo abocado a la reunión con los gobernadores y por eso el subsecretario de Gestión Municipal ocupó su lugar en la apertura junto a Larreta.

Eduardo Levy Yeyati, director del programa fue uno de los expositores de un encuentro que estuvo dedicado enteramente a la gestión. Aunque desde el gobierno no descartaron que desemboque en una versión macrista de la Federación Argentina de Municipios que el oficialismo intentó copar sin éxito un año atrás.

Copyright La Politica Online SA 2017.