La diputada Elisa Carrió hizo fuertes declaraciones el martes por la noche sobre las detenciones de ex funcionarios kirchneristas. Mientras celebró que Julio De Vido esté preso, lanzó: “Me falta Aníbal Fernández”.

Enemistados desde hace años, Carrió opinó sobre Fernández en declaraciones a TN y lo vinculó a las denuncias del FIFAGate: “¿A dónde está Aníbal? En la FIFA”.

Opinó que “también Cirigliano” tiene que estar preso y celebro: “Yo todavía no puedo creer que De Vido esté preso”.

En ese sentido, aprovechó para responderle a la esposa de Julio De Vido, Alessandra Minnicelli, quien en la mesa de Mirtha Legrand había acusado a la diputada de “estigmatizar” al ex jefe de Planificación.

“La señora tiene razón: yo imputé a De Vido como cajero de Kirchner en 2004. Me parece bien que lo defienda, pero lo encubrió todos estos años en la sindicatura: era la persona que controlaba a su marido, ella también tendría que estar presa por encubrimiento”, sostuvo.

Luego agregó: “Los jefes de la mafia son de perfil bajo: van y buscan la plata en los baños como buscaba De Vido en la época de Kirchner​”.