Marcos Peña fue el gran ganador del reparto de cargos del PRO nacional, que este lunes eligió conformó a su mesa ejecutiva en un encuentro realizado en Parque Norte.

El jefe de gabinete no sólo impulsó al misionero Humberto Schiavoni como presidente del Consejo Nacional, sino que además logró ubicaciones claves como la del secretario general, Francisco Quintana. Peña también logró la confirmación del secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, que compondrá el organismo nacional como vocal.

El jefe de gabinete ganó con el reparto de “invitados” que participarán de las decisiones de la Mesa Ejecutiva del Consejo Directivo Nacional. Allí ubicó a la secretaria de Relaciones Parlamentarias, Paula Bertol, que se acercó mucho a Peña en la gestión; el secretario de Voluntariado y Movilización del partido, Federico Morales, y el subsecretario General de la Presidencia de la Nación, Valentín Díaz Gilligan. Otro de los invitados será el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca.

El cambio más resonante es el que se hizo en la nómina de autoridades del partido. La secretaría política, que estaba en manos de Emilio Monzó a través del diputado Nicolás Massot, será ocupada por Federico Salvai, jefe de gabinete bonaerense y mano derecha de María Eugenia Vidal. De este modo, la gobernadora asciende en el reparto de poder del partido nacional, que sin embargo tendrá mayor control de Peña. El otro cambio en la estructura del partido es la creación de la secretaría de Gobiernos Locales, en la que fue designado Jorge Macri.

Horacio Rodríguez Larreta, que se perfila como el contendiente de Peña y Vidal en una hipotética sucesión de Mauricio Macri, no se quedó con las manos vacías, aunque quedó un escalón por debajo del jefe de gabinete y la gobernadora. El mandatario porteño se quedó con la prosecretaría general, que manejará un funcionario de su gobierno: Juan Ignacio Maquieyra, titular del Instituto de Vivienda de la Ciudad. Larreta también tiene un vínculo aceitado con Francisco Quintana, que manejará la Legislatura porteña a partir de diciembre.