El jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró que la protesta que ayer realizaron gremios opositores frente al Congreso contra las reformas que impulsa el Gobierno “fue una marcha kirchnerista” y mostró sorpresa “por ver de nuevo a los Moyano con los Kirchner”.

“Fue una marcha kirchnerista. Nos llamó la atención ver de nuevo a los Moyano con los Kirchner”, señaló Peña anoche a TN al referirse a la protesta de ayer, en la que el líder camionero Pablo Moyano fue uno de los oradores, junto con Hugo Yasky, Pablo Micheli y Sergio Palazzo.

El ministro coordinador remarcó que la CGT aprueba la reforma laboral que impulsa el Gobierno: “La CGT ha sido abrumadora en su mayoría”, destacó.

Consultado sobre los dichos de Yasky en la protesta, quien les advirtió a los senadores que “el que levante la mano en contra de los jubilados va a salir publicado con foto y fecha de nacimiento”, Peña señaló que “el escrache es fascista, como concepto”.

El jefe de Gabinete planteó que el Gobierno espera que la reforma laboral “se pueda tratar en extraordinarias”, porque “fue fruto de un diálogo muy responsable de un sindicalismo que, sin ceder ninguno de los principios, construyó una agenda de confianza”.

Ayer, el Senado dio media sanción a los cambios previsionales impulsados por el Gobierno y Peña defendió las iniciativas.

“Se viene una jubilación que va a estar varios puntos por encima de la inflación, con una fórmula equivalente a la de la mayoría de los países y que era necesario transformar, porque, si no, el producto de la reforma tributaria y del pacto fiscal hubiera generado que la fórmula de atar (la actualización jubilatoria) a los impuestos hubiera dado negativa”, afirmó.