A dos años de su asunción, el presidente de la Nación Mauricio Macri brindó una entrevista televisiva al canal de noticias CNN en la que hizo un balance de su gestión y se refirió a los temas más importantes del presente de la Argentina. En diálogo con el periodista Marcelo Longobardi, Macri contó que se siente “feliz” con lo que su equipo ha logrado en este tiempo. “Sobre todo si uno tiene en cuenta el punto de partida. Estábamos al borde de llegar al lugar de Venezuela. Al borde de una crisis como la de 2001”, dijo y agregó: “Y de ese lugar salimos adelante porque había una decisión profunda de los argentinos a favor de un cambio, no económico, un cambio cultural”.

En octubre de este año, el frente liderado por el Presidente se impuso en las elecciones legislativas a nivel nacional, incluso sobre la ex presidente Cristina Kirchner. Al respecto, Macri consideró aquel triunfo se sintió como un “entusiasmo hacia la construcción de un nuevo futuro”.

El futuro económico del país

Una de las cuestiones que más aqueja a la sociedad en la Argentina tiene que ver con lo que envuelve a la economía del país. Al ser consultado por Longobardi, Macri se mostró optimista al remarcar que la ayuda internacional ha sido clave. “Nos propusimos a hacerlo en cuatro años, cinco años, y el mundo nos está acompañando. Si hay algo que hay que agradecer es el acompañamiento del mundo desde que tomamos el gobierno”.

“Las dos cosas que explican el no crecimiento de la Argentina en los últimos 70 años son, uno, no haber entendido nunca la necesidad de tener un presupuesto nacional que respete los límites que nos dan los ciudadanos en términos de los impuestos que pueden pagar, y la segunda cosa que nunca ha logrado la Argentina es una inserción inteligente con el mundo: siempre se mete demasiado o se aísla del mundo, y nunca ha logrado un equilibrio”, dijo.

Además, el Presidente advirtió cómo planea reducir la enorme inflación: “Seguir bajando el gasto público: el secreto es ese, no hay otro”. “La política tiene que ser austera”, agregó.

“Lo que nos hemos propuesto de metas anuales lo estamos logrando, paso a paso, sabiendo que hay mucha gente que intenta mantener privilegios a costa de seguir endeudando el país, con un déficit fiscal imposible, pero la mayoría vamos diciéndole ‘señores, no va, ese país cambió'”, añadió.

La situación judicial de Cristina Kirchner

“[Cristina Kirchner] Tiene que rendir cuentas ante la Justicia, tiene muchas denuncias. Tiene que someterse a la Justicia, dar las explicaciones y los jueces decidirán. El Presidente no tiene por qué meterse en eso”, señaló Macri en un tramo de la entrevista grabada antes de que el juez Claudio Bonadio pidiera el desafuero y la prisión preventiva de la ex presidenta el pasado jueves por la mañana.

“Aliento que tengamos una Justicia que trabaje de forma independiente y que no especule”, agregó.

Por otro lado, al referirse a la hipótesis que sugiere que al gobierno le conviene que Cristina Kirchner pueda terminar presa, Macri insitió: “Mi compromiso con los argentinos es la verdad ante todo y la verdad significa no impunidad, no hay privilegios para nadie y lo que espero es que cuanto más poder tenga unas personas más rigurosas sea la Justicia”.

La relación con Donald Trump

Al referirse a Trump, Macri expresó su agradecimiento para con él. “Yo me llevo bien [con Donald Trump]”, dijo Macri. “Tal vez soy el único que lo conoce de su vida anterior y la verdad es que él ha demostrado un enorme interés y se preocupó personalmente por los temas de la Argentina, así que yo tengo que estar muy agradecido. Insisto en este último aporte que ha hecho Estados Unidos para la búsqueda del submarino (ARA San Juan) ha sido muy impresionante y esos también son gestos que demuestran una vocación de amistad muy grande”.

A los mandatarios los une un vínculo de muchos años y una cercanía en temas de cooperación estatal, no obstante, Macri expresó: “[Donald Trump] tiene una visión que no comparto. Pero igual estamos en posiciones extremas contrarias. Estados Unidos es uno de los países que más se abrió al comercio internacional y la Argentina estuvo aislada durante muchos años del mundo”.

Francisco y la Argentina

¿Por qué no viene el papa Francisco a la Argentina? Preguntó el periodista a Mauricio Macri. “Eso tiene que preguntárselo a él; queda claro que acá lo esperamos con los brazos abiertos”, contestó el Presidente, quien también agregó: “Él sabrá cuál es la prioridad en su agenda, la verdad es que estamos en contacto y que cuando quiera nos visite”.

Conflicto mapuche

La muerte de Santiago Maldonado, tras un enfrentamiento con la Gendarmería y la del joven mapuche Rafael Nahuel, muerto por un disparo de la Fuerza, aumentó el nivel de tensión entre el Gobierno y un grupo mapuche radicalizado en el sur del país. Al respecto, Macri señaló que se trata de un conflicto con una “minúscula parte de la comunidad mapuche” que se ha tornado violenta, pero que su gobierno “le ha dado prioridad al tema indigenista”.

“Ha surgido este pequeño grupo que hemos visto que lo que ha hecho es radicalizarse en la violencia sistemáticamente. Desde Buenos Aires ignoramos desde la centralidad lo que pasaba en Chubut, en Neuquén, en Río Negro, con episodios de altísima violencia, reflejo de situaciones peores en Chile”, dijo.

“Lo que queda claro es que ahora vamos a trabajar en conjunto con los gobernadores -como no se hizo en el gobierno anterior- para apoyar la justicia, porque finalmente es un tema judicial”, manifestó el Presidente. “Acá dialogando se puede encontrar todo tipo de soluciones, pero desde la violencia y extorsión no hay posibilidad de construir nada”, agregó.