El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, hizo nombrar a su hija en un organismo provincial hasta el año 2040.

María Florencia, la hija mayor de Bordet fue contratada en noviembre en la dirección administrativa de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (Ater).

El contrato se inició el 28 de noviembre de 2017 y vence el 31 de diciembre de 2040, según los datos del personal de Ater a los que accedió LPO en exclusiva.

El nombramiento de familiares quedó en crisis luego del decreto que firmó Mauricio Macri para que ningún ministro pueda tener parientes contratados en el Estado.

Quien ninguneó el decreto fue otra gobernadora peronista: Lucía Corpacci, de Catamarca, que nombró a su hermano Hugo como secretario de Agricultura luego del anuncio del presidente.