Para no ser menos, los radicales tendrán su mini retiro pero sin el formato zen de la Casa Rosada: será en el Hotel Savoy del barrio Congreso y la mitad del día se consumirá en conferencias sobre relaciones exteriores y economía, con la presencia de Alfonso Prat Gay.

Al igual que en el encuentro de del Gabinete en Chapadmalal, las reuniones serán cerradas, o sea, esta vez los radicales prefieren no sacar a la luz sus posiciones.

No fue así hace exactamente un año, cuando Mario Negri organizó un evento similar en Villa Giardino y abrió las puertas a periodistas y militantes.

El encuentro radical tendrá una conferencia sobre Economía, con la presencia de Prat Gay y un funcionario de Marcos Peña. Y otra de relaciones exteriores con el vicecanciller Villagra Delgado. Los legisladores debatirán la agenda de 2018.
Este martes, en el Savoy, Alfredo Cornejo debutará como presidente del Comité UCR y deberá tomar postura sobre los dos temas claves que provocaron cortocircuito entre sus correligionarios y Mauricio Macri: la posible venta de Transener y la postura oficial en el juicio de encubrimiento de la AMIA.

En ambos no parecen estar cerca de un acuerdo. El presidente sigue decidido a privatizar la transportadora energética, pese al rechazo oficial del partido centenario.

Y Germán Garavano ignoró la defensa de Elisa Carrió a Mario Cimadevilla, jefe de la Unidad UFI AMIA, desautorizado en el juicio por encubrimiento a los culpables del atentado a la mutual judía.

El ministro de Justicia envió al abogado José Console a pedir la absolución de los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, una posición contraria a la del organismo presidido por el ex senador radical.

Carrió acordó con Negri pedir un informe escrito a Cimadevilla para exponer ante sus pares de Cambiemos y tal vez el escrito llegue para el almuerzo de este martes en el Savoy, cuando diputados y senadores debatirán la agenda 2018.

Otro conflicto en ciernes es el apoyo de Cambiemos al juez Daniel Rafecas, que el jueves deberá defenderse en el Consejo de la Magistratura de un dictamen en su contra emitido por Ángel Rozas.

Si bien en el pedido de remoción se cuestiona la desestimación de Rafecas a la denuncia de Alberto Nisman a Cristina Kirchner por encubrir a los acusados de volar la AMIA, la UCR no le perdona su procesamiento a Fernando De la Rúa por las coimas del Senado.

Debería reinar la paz en la conferencia matutina sobre relaciones exteriores, con la presencia del vicecanciller Pedro Raúl Villagra Delgado, un diplomático de carrera designado como sherpa (negociador) de Argentina ante el G20, que se reunirá en diciembre en el país.

Siempre atento a los internismos, Marcos Peña tendrá ojos y oídos propios: el economista Maximiliano Castillo, subsecretario de evaluación e inversión pública de la jefatura de Gabinete.

Compartirá panel con Eduardo Levy Yeyati y Prat Gay, que a diferencia su visita a Villa Giardino, cuando aún estaba fresca su salida del Gabinete, hará un diagnóstico sin tapujos de la gestión de sus sucesores. Peña sabrá que dijo.