Los diputados de Cambiemos presentaron tres proyectos de ley con el mismo contenido que el polémico megadecreto, con el objetivo de aprobarlos en marzo y que el Senado empiece a tratarlos después de semana santa.

Los textos son calcados al DNU aprobado en comisión pero sin respaldo de la oposición y el punto más álgido sigue siendo la habilitación al Fondo de Garantías de Sustentabilidad de Anses para crear libremente fideicomisos financieros.

Los tres proyectos de ley llegaron este martes y son calcados al polémico megadecreto. El bloque de los gobernadores creen que el Gobierno quiere vía libre para vender acciones e Anses en empresas y hacer operaciones financieras con los créditos Argenta.
Según supo LPO, en el interbloque federal presidido por Pablo Kosiner, el aliado que Cambiemos buscará en cada votación, nunca conformó ese artículo y esperaban que los proyectos de ley lleguen con más detalles.

Al menos, determinar los objetivos de las operaciones financias del FGS. Pero no fue así: los textos fueron calcados al megadecreto que, además, Macri puede aplicar mientras la oposición no se una en ambos recintos a rechazarlo. Cristina intenta esa embestida, pero nadie la escucha.

Los fideicomisos financieros comunes tienen controles más laxos que los fondos que son patrimonio del Estado y, por lo tanto, con el megadecreto Anses ya puede realizar operaciones financieras a gusto sin rendir cuentas.

“Algunas podrían chocar con el principio básico del derecho público”, se escuchó en una reunión de los diputados del peronismo dialoguista.

Macri no cedió ni una coma y en el Congreso sospechan que lo motivan dos temas: la venta de acciones que tiene el FGS en empresas, que con esta norma ya no tendría objeciones; y los créditos Argenta, que el Gobierno extendió en plena campaña electoral.

“Como el megadecreto y las leyes también contemplan la posibilidad de embargar cuentas sueldos, van terminar vendiendo paquetes de deuda”, sospechan.

Los proyectos de ley llegaron este martes y Cambiemos buscará dictamen la primera semana de marzo, recibir a Marcos Peña para un informe de gestión unos días después y antes de pascuas convertirlos en ley.

Si no tienen números para alguno de los proyectos los dejarán sin tratarse pero con el DNU firme y listo para aplicar, como le interesa a la Casa Rosada.