El secretario general adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, salió al cruce de las acusaciones de Elisa Carrió contra él y su padre, Hugo Moyano, y la desafió a denunciarlo ante la Justicia.

“No vale la pena contestar. Que lo demuestre en la Justicia o en un psiquiátrico”, ironizó el dirigente sindical. “Que les explique a mis hijos que soy un asesino. No quiero calentarme porque enseguida hablan de violencia de género. Pero no tiene ni idea de lo que dijo”, agregó, molesto.

“Ni Hugo ni yo fuimos funcionarios en la dictadura cuando mataban gente. Ella sí. Que Carrió demuestre que somos asesinos. Se nota que les dolió la marcha a los gorilas”, señaló Pablo en declaraciones al portal Diario Veloz.

“Digan lo que digan esto no se para más. La unidad de los sectores para pelear se van a seguir sumando. La calle es de los trabajadores que no se aguantan el ajuste, ni los despidos y menos las paritarias. Estas declaraciones de Carrió no nos asustan. Igual que la denuncia de Ocaña”, completó el hijo del ex líder de la CGT.

Ayer, Carrió trató de “criminales” a los Moyano. “Es el jefe (de la mafia sindical). Por eso digo que es un criminal, es una familia de criminales. No toda su familia, pero al menos él y Pablo seguro. Y cuando digo criminales digo criminales, no solo de robo de dinero. Muchas muertes que no se explican, muchas muertes tapadas”, declaró.