Marcos Peña comenzó a ajustar su propia estructura y enviará a su equipo a trabajar en la campaña por la reelección de Mauricio Macri en 2019.

Con la reducción de estructuras que ordenó el presidente, jefatura de gabinete eliminó nueve subsecretarías y si bien algunos de los ex subsecretarios fueron nombrados directores generales, hubo otros que decidieron dar un paso al costado.

El caso que se confirmó este miércoles es el de Ezequiel Colombo Marrón, que se desempeñaba como subsecretario de Contenidos de Difusión y decidió dejar la Rosada.

Colombo es amigo del jefe de gabinete y tenía a su cargo el diseño de las campañas públicas, como la de prevención frente al dengue. Fue uno de los responsables de la estrategia publicitaria que llevó a Macri a la presidencia y promotor de la marca Cambiemos.

Lo mismo podría suceder con Julieta Goldman, que se desempeñaba como subsecretaria de Vínculo Ciudadano hasta el ajuste ordenado por Macri y ahora colabora como “asesora externa”. El antecesor de Goldman en el cargo, Guillermo Riera, había dejado la Rosada de una manera muy similar: se fue a trabajar al partido. El PRO tiene su sede en un edificio de Balcarce y Belgrano, en San Telmo, y definió su compra en la reunión del Consejo Nacional del partido que se desarrolló el viernes último en Parque Norte.

“El panorama general es que eliminamos las subsecretarías y estamos decidiendo la forma y el fondo que tendrá todo el sistema”, explicaron a LPO en jefatura de gabinete.

En tanto que otro funcionario que podría emigrar a la campaña sería Federico Morales, subsecretario de Relaciones con la Sociedad Civil, dependiente de la Secretaría General de la Presidencia. Si bien su cargo no depende directamente de la jefatura de gabinete, es del riñón de Peña.

Morales es el secretario nacional de movilización y voluntariado del PRO y está al frente de la organización de los timbreos. El viernes pasado, en Parque Norte, Morales presentó la nueva Plataforma de Voluntariado, Timbreo y Donaciones del partido.

Morales, Colombo y Riera se reunieron en febrero con Peña para presentarle los planes para las próximas elecciones. “Son animales de campaña”, dijeron a LPO en la Rosada.

No fue casual que Jaime Durán Barba asegurara esta semana en su exposición en la universidad de Washington que “todo el año es campaña”.