El senador Omar Perotti y el diputado del Frente Renovador, Alejandro Grandinetti, participarán de un debate sobre la “Innovación en Políticas Públicas y Gestión de Desarrollo” organizada por la Fundación Konrad Adenauer.

Tal como acostumbra la organización democristiana, lejos de limitarse a una simple conferencia, el evento contiene un claro mensaje político al cristalizar las conversaciones que vienen manteniendo los dos dirigentes de cara al 2019.

El escenario es óptimo para los legisladores que cultivan un perfil moderado en la posición política y con fuerte impronta en la gestión. Ahora, la exposición pública de los dirigentes, luego que Perotti reconociese que va a ser candidato a la gobernación, alimenta versiones de acuerdos con el Frente Renovador.

Consultado por LPO, Alejandro Grandinetti admitió los contactos que, según el diputado, están orientados a producir “una nueva convergencia política de defensa de los intereses santafesinos”. En buen romance, centrar las críticas a la gestión del Frente Progresista tomando distancia de la discusión nacional.

“Debemos debatir los problemas concretos que tienen los sectores productivos y la ciudadanía santafesina para generar un frente que incluya al peronismo pero que también lo trascienda porque sin el peronismo no se puede pero con el peronismo solo no alcanza” reflexionó el ex periodista.

Si bien el rafaelino es ficha fija como candidato a gobernador, la incertidumbre reposa sobre el lugar que ocuparía Grandinetti. “Aún no es momento de hablar de candidaturas” repiten a coro aunque las especulaciones oscilan entre quienes lo ubican compartiendo la fórmula como vice hasta los que lo señalan candidato a intendente de Rosario donde ya tuvo una actuación destacada en el 2015.

La misma incógnita rodea la posible (aunque no definida) participación de María Eugenia Bielsa a quien algunos la ven compitiendo en la interna con Perotti, compartiendo la fórmula o candidata a intendenta para Rosario.

Sin embargo, todos coinciden en que el senador deberá contar con una propuesta competitiva para la Ciudad de la Bandera: “No hay proyecto provincial sin un proyecto para Rosario” dice la fórmula.

En este frente filoperonista calculan que a Lifschitz se le complica reformar la Constitución antes de las elecciones y por eso, el Frente Progresista llega desgastado para mantener la gobernación y que en Cambiemos no hay un candidato fuerte ya instalado.

Por las dudas, el diputado provincial Roberto Mirabella -cercano a Perotti- propuso convocar a una consulta popular para que los electores decidan si hay que reformar o no la Constitución. En el oficialismo entendieron que era una estrategia para dilatar la discusión y la desecharon de plano.

Además, en las últimas horas circuló fuerte el rumor que un grupo de senadores, intendentes y jefes comunales peronistas estarían dispuestos a avalar la reforma de la Carta provincial que propicia Lifschitz lo cual irritó a Perotti.

Este grupo, liderado por el senador Ricardo Kaufmann, el intendente de Pérez, Pablo Corsalini, y el jefe comunal de General Lagos, Esteban Ferri, estuvo presente en el multitudinario acto que protagonizó Lifschitz en los salones Metropolitanos donde instó a los presentes a trabajar por la renovación constitucional.

Todo indica que las negociaciones en ese sentido están avanzadas y ya se ganaron el mote de “los reformistas”: “da la impresión que sigue la lógica de perder para ganar” se quejó un dirigente justicialista en diálogo con este portal.

Sin embargo, confían que la presencia en la charla de la Konrad de la intendenta de Cañada de Gómez, Stella Clérici, genere un contrapunto con este sector que permita un crecimiento territorial para la campaña.