Gustavo Menéndez encabezó este sábado en Hurlingham la cumbre del PJ Bonaerense, donde impregnó un clima de bronca contra el gobierno de Mauricio Macri y hubo una fuerte ovación a Hugo Moyano, que participó del evento.

“Hagamos una reflexión. Se cayó Napoleón Bonaparte, se cayó Alejandro Magno, se cayó Hitler, se cayó el Imperio Romano, ¿no se van a caer estos tipos que no saben hablar, que hacen macanas a cada rato?”, dijo Menéndez en una de las críticas más fuertes de su discurso.

El encuentro se dio un día después de la deslucida cumbre a la que el peronismo convocó en San Luis, donde no lograron llevar a ninguno de los dirigentes que más miden pero estuvieron en cambio dirigentes como Amado Boudou, Axel Kicillof y Gabriel Mariotto.

También se dio en un contexto de cuestionamientos internos a la nueva conducción del PJ. “Son todas fotos y hay falta de rumbo, no tenemos contenido”, dijo a LPO un intendente del Conurbano, en una crítica a Menéndez. Además, algunos dirigentes hablaban por lo bajo de su preocupación por lo que pasó en San Luis, ya que fueron a la cumbre de los Rodríguez Saá en la que no hubo figuras de peso y encima no los contaron como parte de los oradores, por lo que decían que están perdiendo peso relativo adentro de la estructura del peronismo.

Hugo Moyano fue ovacionado en la cumbre y también hubo aplausos cuando Gray citó a Cristina Kirchner
Menéndez no mencionó a Cristina Kirchner en su discurso, pero sí lanzó fuertes elogios a Moyano -ovacionado durante la jornada- y aseguró que ver al líder Camionero le da “esperanzas, fuerzas y entidad” a los reclamos del peronismo y lo definió como “el corazón del movimiento obrero en la calle”.

“Ojo a los oligarcas, el peronismo se empezó a abrazar. Eso significa que no tienen chances en el 2019”, advirtió Menéndez, que volvió a llamar a la “unidad” y dijo que “el único limite es el gobierno, el que hace el ajuste y se olvida de los humildes”.

Como supo LPO, en un momento de la jornada, desde el público alguien se quejó: “¡Nombren a Cristina!”. El encargado de citar a la ex Presidenta fue el vice del PJ, Fernando Gray, y se ganó aplausos de los presentes. “Hay mucho más kirchnerismo en la militancia que en la dirigencia”, reflexionó en diálogo con este medio un intendente del oeste que participó de la jornada.

Como explicaron fuentes del PJ bonaerense, el congreso de este sábado tuvo tres ejes: alejar fantasma de intervención al mostrar un PJ “activo”, reformar Carta Orgánica para evitar sanciones a quienes fueron candidatos por otros espacios (como el caso de los kirchneristas que fueron en Unidad Ciudadana), y reglamentar la paridad de género.

Después de varias horas de discusiones en la mañana entre los distintos sectores que conforman el partido, en el encuentro finalmente se conformó el Congreso partidario, que será presidido por el matancero Fernando Espinoza y secundado por la ex intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi.

Parte del estrés de la mañana sucedió entre llamados de los intendentes, que pedían mujeres para los cargos en el Congreso porque se daban cuenta que eran todos varones. Finalmente, los otros cargos quedarán para Camioneros y el Movimiento Evita, y la Secretarí­a General estará en manos del intendente massista de Tigre, Julio Zamora.

Con Espinoza formalizado al frente, bajó su tensión con la nueva cúpula del PJ, que había escalado al punto de que intentó boicotear a los encuentros anteriores. La paz con el sector del lomense Martín Insaurralde quedó sellada en Twitter.

“Hay que volver a la fuente del peronismo. Tenemos que volver a poner en marcha el gran movimiento nacional bajo una sola premisa: unidad, unidad, unidad. Con todos adentro”, arengó Espinoza durante su discurso.

Además, el matancero opinó que “nos gobierna un gobierno de empresarios, tanto a nivel nacional como a nivel provincial” y lanzó: “Macri gobierna beneficiando a los más ricos, a las multinacionales, a la oligarquía terrateniente y en perjuicio de los pequeños y medianos productores, de los trabajadores, de los jubilados y los maestros. Este es un gobierno republicano y aristocrático”.

“María Eugenia Vidal es cómplice de Mauricio Macri, sino preguntenle a los bonaerense como aumentan los servicios y se cierran escuelas. Digamoslo con todas las letras: Macri fracasó, Vidal fracasó y los compañeros piden que nos unamos”, aseveró Espinoza.

La Junta Electoral partidaria quedó integrada por los intendentes Ariel Sujarchuk (Escobar), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Verónica Magario (La Matanza), entre otros.