Mauricio Macri encabezó una reunión de gabinete ampliado solo con funcionarias mujeres, en un nuevo capítulo de la agenda feminista que trazaron sus asesores.

“Gracias a la política descubrí el potencial de las mujeres”, confesó Macri, que resaltó que las mujeres son “tan distintas y tan fuertes”.

El presidente subió al escenario a sus dos únicas ministras, Carolina Stanley y Patricia Bullrich y a la vicepresidenta Gabriela Michetti. También a una funcionaria “prestada” de otra jurisdicción, la gobernadora María Eugenia Vidal.

El presidente sigue al dedillo los consejos de Jaime Durán Barba sobre la importancia de levantar el rol de la mujer. Como explicó LPO, el asesor ecuatoriano es quien le sugirió a Macri que se ponga al frente de una agenda feminista, que incluyó principalmente su “autorización” para que el Congreso lleve el tema del aborto al recinto, por más que él mismo esté en contra de la despenalización.

La vocera luego del acto fue Michetti, que estuvo acompañada por Stanley la directora del Consejo Nacional de Mujeres, Fabiana Túñez.

“No tenemos un presidente con anteojeras. Tiene la cabeza abierta para ir incluyendo herramientas en la caja de herramientas que usa”, señaló la vicepresidenta.

“Poner en juego los valores de ‘lo femenino’ es super importante. Queremos que las mujeres se empoderen con lo que son sus valores más importantes, los valores de ‘lo femenino’ y a partir de ahí la complementación con el hombre”, agregó Michetti.