La libertad de Carlos Zannini y Luis D’Elía podría evitarle a Cristina Kirchner someterse a un debate por su pedido de desafuero y detención, según la opinión del senador de Cambiemos Ernesto Martínez, uno de los que debe tratarlo en la Comisión de Asuntos Constitucionales.

“A mi entender, no tiene sentido votar el desafuero porque la excarcelación de Zannini logra jurídicamente un efecto extensivo a Cristina y su prisión preventiva se ha quedado sin materia”, evaluó Martínez ante LPO.

“Con la liberación de Zannini y D’Elía, el pedido de desafuero de Cristina perdió materia jurídica”, sostuvo el senador Martínez, que integra la Comisión de Asuntos Constitucionales. Cambiemos discute una estrategia común el martes.
El miércoles pasado, cuando el ex secretario legal y el piquetero aún estaban tras las rejas, Martínez solicitó acelerar el debate del desafuero a la ex presidenta en la Comisión, ante la sorpresa de su flamante presidente, el peronista Dalmacio Mera.

Molesto, Miguel Pichetto propuso reunir información de los senadores con pedidos de desafuero (o sea Cristina y Carlos Menem) y evaluar si estaban vencidos los plazos para tratarlos.

El de Cristina lo está: Bonadío solicitó su prisión preventiva por encubrimiento a Irán el 6 de diciembre, el mismo día que detuvo por la misma causa a Zannini y D’Elía.

La ley obliga a debatirlo en comisión en un tiempo no mayor a tres meses y pasado ese lapso la Cámara en cuestión (el Senado en este caso) puede votarlo en el recinto.

A unos y otros les sorprende que Cristina no haya requerido su excarcelación tras la liberación de Zannini y D’Elía, pero algunas voces en Cambiemos creen que es una estrategia para victimizarse y no quieren darle el gusto. “Y a Pichetto no le molesta tenerla de rehén”, entienden en el oficialismo. Lo discutirán en la reunión de bloque, el martes.

Recuerdan que en su primera aparición en el Senado, el 27 de diciembre, desafió a sus pares a votar su desafuero ahí mismo. Ahora está en mejor posición para provocarlos otra vez.