Juan Manuel Urtubey presentó el período ordinario de sesiones de Salta y aseguró que durante su gestión redujo la deuda, el déficit y la pobreza en su provincia, un claro mensaje a Mauricio Macri, a quien podría enfrentar en las elecciones presidenciales de 2019.

“Desde que me hice cargo del gobierno, redujimos la deuda pública en un 39%. Hoy asciende al 9,10 por ciento del producto bruto en el contexto de un país en el que alcanza el 53,7%”, detalló el gobernador de Salta.

“En este mismo contexto, en el que la Nación cerró el 2017 con un déficit del 6,7%, en la provincia éste es del 2,6%, casi 3 veces menos que el nacional. Es necesario trabajar juntos para bajarlo aún más”, desafió Urtubey.

“Reducimos la deuda pública un 30%. Nuestro déficit es 3 veces menos que el de la Nación. Y la pobreza cayó de 33.2% a 24.8%”, señaló Urtubey.
También remarcó la baja de la pobreza desde que llegó a la gobernación, en 2007. “Concretamente: se redujo de un 33,2 % a un 24,8 %. No tengo nada que festejar, tengo mucho por hacer, pero hemos puesto las bases, construyamos el edificio”, enfatizó.

“No alcanza con el cambio. Hace falta la transformación, hace falta curar heridas. Me interesa más tirar abajo la puerta del atraso que tocar timbres”.

“No todas las casas tienen timbres, pero muchísimas tienen necesidades que se solucionan trabajando. No quiero pobres resignados. Quiero gente con oportunidades, con fuerza y con capacidad de crecer sin deberle nada a un concejal, a un diputado, a un senador, a un gobernador o a un presidente”.

“Somos nosotros los deudores y hay una sola manera de pagar esa deuda: haciendo crecer a los que no paran de caer, haciendo crecer a los que crecieron, haciendo crecer a los que creen que no se puede”, remarcó Urtubey.

El salteño admitió las dificultades de las economías regionales para crear puestos de trabajo, homenajeó a los 44 tripulantes del desaparecido Ara San Juan, anunció medidas para combatir el narcotráfico, la violencia de género y planes contra desnutrición y la protección de la primera infancia.

“La seguridad, el trabajo y la educación son tal vez el mejor antídoto contra el castigo artero y cobarde de la droga y sus mercaderes. Hemos dicho no. Hemos decidido no convivir con quienes matan a nuestros hijos”.

“Hemos decidido luchar contra el microtráfico encarcelando a aquellas personas que tal vez sean vecinos, conocidos, pero que no les tiembla el pulso para envenenar a las familias. Ya llevamos 2718 bocas de expendio desbaratadas. Hemos prestado total colaboración a las fuerzas federales responsables del combate contra la droga”.

Y aclaró que nunca fue ni será aliado político del Gobierno, con el que tuvo muchos gestos de cercanía en estos años.

“Mi relación con el Gobierno Nacional se basa pura y exclusivamente en la responsabilidad que tiene este Gobernador. Hemos colaborado en todo lo que estuvo a nuestro alcance para sacar Argentina adelante y lo vamos a seguir haciendo. Tengo coincidencias. Tengo diferencias. Tengo mi propia visión. Y siempre será así”.

“La palabra grieta es una tragedia que no debe ser naturalizada. No se trata de auspiciar y alimentar el uno contra otro. Se trata de avanzar el uno con el otro”, culminó Urtubey.