Retirado de la escena pública, el ex senador radical anhela que Cambiemos se convierta en una coalición política con mayúsculas, aspecto que todavía coloca entre los pendientes.

FM La Patriada emitió una entrevista realizada por Revista Kamchatka, donde el dirigente mendocino reivindicó las vigas centrales del gobierno actual, demandó mayor protagonismo para su partido dentro de la alianza oficialista y admitió su descontento con el funcionamiento de la Justicia.

El ex senador radical Ernesto Sanz consideró que Argentina “no tiene sistema político”. “Lo primero que hay que reconstruir y no lo tenemos es un sistema político”, expresó, y añadió: “¿A qué le llamo ‘sistema político’? A partidos políticos o coaliciones fuertes que puedan establecer, por ejemplo, una suerte de bipartidismo de coaliciones”.

Sin embargo, el dirigente mendocino advirtió que no plantea el regreso al “bipartidismo tradicional” al considerar que lo “del PJ y la UCR ya pasó y no va a volver nunca más”.

En ese sentido, sostuvo que “el bipartidismo clásico ya no da para más”. “Ya fue, porque la historia va cambiando y, además, esos partidos ya no son lo mismo”, espetó, y completó: “Ya el PJ no es el PJ aquel ni la UCR es la UCR aquella”.

De todas formas, Sanz centró sus preocupaciones en que “tanto de un lado como del otro” no hubo capacidad de armar ese escenario. “Me preocupa que no hayamos sido capaces de construir coaliciones estables y sólidas, Cambiemos tiene ese desafío pero todavía no lo es”, aseveró.

En otro pasaje del reportaje, admitió que no le gusta cómo funciona la Justicia, aunque negó que eso dañe la institucionalidad. “Que dentro del Poder Judicial, que es uno de los poderes del Estado, exista toda una suerte de revolución porque está cuestionado y porque, por primera vez en muchísimo tiempo, la sociedad ha puesto la lupa ahí, me parece que es bueno”, fundamentó.

Al respecto, sostuvo que manifestar que eso va contra la instutcionalidad “es como si dijera que ‘el radicalismo defiende la institucionalidad pero el Congreso es un gran quilombo'”. Bajo ese mismo enfoque, reconoció que “la Justicia está bastante alejada de la sociedad, no solamente por temas de tiempos y lentitud sino porque hay reclamos sociales que no encuentran demasiado eco” pero hizo una salvedad: “aquí, también hay una cuestión injusta porque, a veces, uno habla del Poder Judicial con la vista puesta en Comodoro Py y son sólo 12 juzgados en el marco de un Poder Judicial de todo el país”.