Fernando Espinoza visitó a Marcos Peña el mismo día de la intervención del PJ nacional y fue saludado por Mauricio Macri, poco antes de recibir al presidente español Mariano Rajoy.

La reunión estaba programada desde hace unas semanas, pero molestó a los intendentes y referentes del PJ bonaerense, que le reprocharon que estuviera con Macri en vez de respaldar a Gioja y justo cuando todas las sospechas por la decisión de la jueza apuntan a la Rosada.

Se da además luego de un sugestivo acercamiento de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, a los diputados del peronismo dialoguista de la provincia, que como reveló LPO, encendió luces de alarma en el kirchnerismo más duro, que tiene a La Matanza como su principal bastión territorial.

La reunión la armó Peña, quien tras un cruce verbal que mantuvo con Espinoza en el Congreso nacional, durante su último informe de gestión, decidió “invitarlo a tomar un café” para acercar posiciones y dejar atrás lo sucedido.

“Por un par de dichos de Espinoza, Marcos lo invitó a tomar un café, porque ni siquiera se conocían”, sostuvo una fuente de alto rango de la Casa Rosada, quien además confirmó que, durante la reunión, Macri ingresó al despacho de Peña y le dijo que “no sabía que estabas con alguien tan importante”, para luego “abrazarse” con el ex intendente matancero.

Según el Gobierno, Espinoza, ex presidente del PJ bonaerense, se refirió a “las obras que necesita” el distrito más populoso del Conurbano y también se quejó por los recientes “aumentos de tarifas” en los servicios públicos, aunque no se brindaron precisiones sobre si hubo o no menciones directas a la flamante intervención del PJ.