El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, aseguró que el gremio “no acepta ninguna reforma que perjudique a los trabajadores” y sostuvo que “no será parte de esta estafa, de estas medidas anti pueblo”.

“El gobierno nacional planea impulsar la reforma laboral, la cual significaría el fin de muchos derechos conseguidos por los trabajadores. Esta reforma es una réplica de los reiterados tarifazos, despidos, del recorte a los aumentos de las jubilaciones y demás políticas que perjudicaron, y aún lo hacen, a la clase trabajadora”, señaló en un comunicado.

En el texto, que lleva su firma, Pablo Moyano indicó que “entre otros puntos, la actual conducción nacional pretende quitar el aguinaldo y los extras de las indemnizaciones”.

“Estamos en desacuerdo con todas estas disposiciones que sólo posee como objetivo principal perjudicar a la clase de la que somos parte, la trabajadora. Como en la década del 90 con Carlos Ménem como presidente y luego en el 2000 con Fernando De La Rúa, nuestra organización saldrá a la calle sin claudicar un sólo derecho logrado por la lucha del Movimiento Obrero”, subrayó.

El dirigente de Camioneros expresó que su gremio “no será parte de esta estafa, de estas medidas anti pueblo”.

“Fuimos parte de la lucha contra la reforma laboral con la Ley Banelco. No permitiremos ningún atropello e iremos hasta las últimas consecuencias defendiendo al trabajador”, señaló.

Y agregó: “Nuestra organización jamás en la historia colaboró, menos fue cómplice, del daño que estas modificaciones causan a los trabajadores y como Hugo Moyano, nuestro secretario general, siempre reitera ´La única lucha que se pierde es la que se abandona´. Por estas mismas razones, el acompañamiento y respaldo de todos los trabajadores será la razón y fortaleza para revelarnos en contra de lo que no es justo y para defender nuestros derechos adquiridos”.