La jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, negó hoy el pedido de eximición de prisión a la diputada radical Aída Ayala en la causa en la que se investiga por presunto lavado de dinero y que obligará a la Cámara a definir si le quita los fueros para que vaya a prisión.

En su bloque hay decisión de protegerla pero esperan que al menos consiga un fallo favorable de Cámara, para de esa manera no llegar a la sesión sin haber agotado todas las instancias de apelación.

Cambiemos puede rechazar el desafuero de Ayala en el recinto, pero prefiere no llegar a esa situación y que haya una apelación favorable. De lo contrario, en 60 días sería la sesión.
“Julio De Vido llegó con una condena del juez Luis Rodríguez ratificada por la Cámara”, recordó este miércoles el diputado macrista Pablo Tonelli, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, que se reunió para tratar el pedido de desafuero de Ayala.

El kirchnerismo y con menos énfasis el resto de la oposición recordaron que la chaqueña afronta un pedido de prisión preventiva por posible “obstrucción” de la causa, similar al que llevó tras las rejas a De Vido.

“Pedí la eximición de prisión el 17. El viernes exigí un pronto despacho, pero la jueza no respondió”, describió Ayala. Este jueves la magistrada chaqueña ratificó su prisión y la diputada la recusó por mal desempeño y vulnerar la garantía de imparcialidad. Mañana apelará a la Cámara.

La mirada de la Justicia está puesta en la empresa Pimp SA, encargada de proveer 21 camiones para la recolección de residuos cuando Ayala fue intendente de Resisencia.

Se basan en testimonios de su sucesor, Jorge Capitanich, que aportó pruebas de las “condiciones más ventajosas para el municipio” con que Pimp SA que fue contratada por Ayala hasta el año 2022.

La Comisión de Asuntos Constitucionales volverá a reunirse en 10 días, ya para emitir un dictamen y llevarlo al recinto, donde Cambiemos puede salvarla sólo con sentar a sus diputados e impedir que la oposición reúna los dos tercios.

Un fallo de Cámara les daría el fundamento perfecto y hasta este miércoles algunos diputados hablaban de que si no le iba bien en esa instancia debería ir presa. La sesión sería en no más de dos meses.

Por esta causa están detenidos el empresario Pedro Martínez, su hija Natalia Martínez Guarino, el gremialista Jacinto Sampayo, Rolando Javier Acuña y Luis Escobar, quienes están detenidos, aunque la mujer bajo el régimen de prisión domiciliaria por haber sido madre en fecha reciente.