Los bloques del peronismo decidieron quitar el artículo de la ley de tarifas que implicaba la reducción del IVA para calmar el enfrentamiento con los gobernadores.

El proyecto consensuado la semana pasada por Argentina Federal, el Frente Renovador y el Frente para la Victoria reducía el IVA de las tarifas de servicios del 21% a 10,5%. Para el Gobierno, eso implica un costo fiscal de 225 mil millones de pesos, que los gobernadores deben costear en conjunto con el Ejecutivo.

Por ese motivo, el cordobés Juan Schiaretti inició la resistencia del proyecto, a la que se sumaron otros gobernadores “dialoguistas” como Juan Manuel Urtubey, Gustavo Bordet y Hugo Passalacqua.

Como contó LPO, el giro de estos mandatarios empezó a verse ayer en la reunión de comisión. El misionero Hugo Franco, que responde a Passalacqua, no firmó el dictamen promovido por su interbloque. Sí lo hizo el cordobés Martín Llaryora, ex vice de Schiaretti, aunque “en disidencia”. Lo mismo el entrerriano Juan Bahillo, que obedece a Bordet.

En tanto, la santiagueña Graciela Navarro no apareció en la reunión de Comisión del miércoles. Su gobernador, Gerardo Zamora, viene realizando un juego a dos puntas, aportando no más de 2 o 3 de sus 6 votos en cada tema álgido.

El peronismo en el Congreso decidió entonces quitar este artículo de la ley para intentar desactivar el operativo del Gobierno para sumar gobernadores contra la iniciativa.