La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, salió en defensa del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, luego de que Jorge Lanata revelara que continúa manejando Farmacity y que no lo declaró ante la Oficina Anticorrupción.

“La Jefatura de Gabinete está pagando los costos de haber bajado los medicamentos en el PAMI”, escribió Lilita en la red social Twitter. “Mi mayor respaldo a quienes se jugaron contra los laboratorios para que podamos tener una salud más barata”, agregó.

La diputada se refirió así a la pelea por el ingreso de Farmacity a la provincia de Buenos Aires, que choca no solo con la resistencia de las farmacias sino también con los laboratorios, históricos enemigos de Quintana.

Lanata reveló que si bien Quintana tiene apenas el 3% de las acciones de la cadena Farmacity, a través de la accionista Partner se asegura el 53% de los votos en la compañía que fundó.

“Quintana mintió, le mintió a la gente, con el 53% de los votos él puede decidir la venta de Farmacity”, dijo el periodista, que resistió durante todo el fin de semana las presiones del gobierno para que no emita el informe. Incluso se habla que hubo un diálogo tenso con el propio presidente Macri. “Esta situación no fue informada ante la Oficina Anticorrupción”, agregó.