Miguel Angel Pichetto y las autoridades de la Confederación General del Trabajo (CGT) coincidieron hoy en apoyar el blanqueo laboral propuesto por Mauricio Macri, pero pidieron cambios sobre el régimen de despidos incluido en la iniciativa.

El encuentro se realizó esta tarde en el despacho del legislador rionegrino del Senado para evaluar los tres proyectos legislativos enviados a esa Cámara. Además del blanqueo laboral, está el de capacitación laboral y el de creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (AGNET)”.
Pichetto recibió a Schimid, Acuña y Lingeri y coincidieron en respaldar el blanqueo laboral, pero no los cambios a las indemnizaciones. El Gobierno también envió un proyecto de capacitación y otro para regular servicios de salud.
Los voceros del encuentro manifestaron que se coincidió en apoyar el blanqueo laboral, aunque no avalarán las rebajas de las indemnizaciones, que proponen eximir del cálculo las horas extras y aguinaldos.

“Nos parece bien el blanqueo laboral, ya que es una herramienta para reducir el trabajo informal y además permite fortalecer el sistema de seguridad social. Pero rechazamos la modificación que quieren hacer del artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo”, confirmó Pichetto al terminar la reunión.

El proyecto del oficialismo pretende que se excluya del cómputo de las indemnizaciones el aguinaldo y otras compensaciones incluidas en el salario, y que suelen ser tenidas en cuenta a la hora de calcularlas.

El secretario general del gremio de los maquinistas La Fraternidad, Omar Maturano, informó que durante la reunión se coincidió en que “la intención del oficialismo de incluir en la iniciativa del blanqueo laboral la flexibilización del regimen de despidos impedirá de cuajo su debate en la cámara alta”.

Explicó que durante el encuentro también se analizó “la preocupante situación económica y social y otros proyectos de ley ya ingresados al Senado y que afectan al mundo del trabajo”.

El senador y los miembros de la CGT coincidieron en evaluar como “preocupante” la evolución del índice de inflación, que tiene “gran impacto en el poder adquisitivo de los trabajadores”, precisó Maturano.

El líder ferroviario indicó que se acordó continuar la reuniones con los senadores justicialistas “para monitorear la evolución de la situación económica y social y su impacto sobre el nivel de empleo”.

De la reunión con Pichetto, a la que faltaron referentes del sindicalismo en el Senado, como el pampeano Daniel Lovera y el neuquino Guillermo Pereyra, participaron el Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Omar Maturano (La Fraternidad), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Jorge Sola (Sindicato del Seguro y secretario de Comunicación de la CGT).