“Empezamos la pelea”. Esa fue la frase con la que Hugo Moyano comunicó a un grupo de afiliados el rechazo del 15% de aumento que propusieron los empresarios del sector durante la primera reunión paritaria con la Federación de Trabajadores Camioneros realizada este jueves en el Ministerio de Trabajo.

“Seguramente va a haber asambleas en las empresas y algunas otras cosas más que vamos a ir analizando, pero ya empezó la pelea. Descansen bien el fin de semana porque el lunes empezamos con todo”, advirtió Moyano.

La propuesta, según el ex jefe de la CGT, “es lo que el Gobierno ha determinado”, por lo que confirmó que fue rechazada y que comenzarán asambleas en las empresas, como primer paso a un posible paro nacional.

La oferta está lejos del 27% que exige el gremio, que días atrás advirtió que podían replicar la huelga que sus colegas brasileños realizaron y que generó una crisis en el vecino país.

El próximo encuentro está previsto para dentro de 15 días.