El PJ “dialoguista” y Cambiemos acordaron este martes no tratar el pedido de desafuero de Cristina Kirchner, una jugada que había puesto sobre la mesa para entrampar al peronismo en la grieta, tras la derrota por las tarifas.

La jugada de apurar el debate por el desafuero de Cristina fue revelada la semana pasada por LPO, aunque con el correr de las horas el oficialismo fue bajando el tono para evitar un choque frontal con el bloque de Miguel Ángel Pichetto.

“Fue una típica jugada de Durán Barba, querían instalar el tema en los medios más que llevarlo al recinto don de no tienen los votos”, afirmaron a LPO desde el bloque que conduce el rionegrino.

Así las cosas, en la reunión de los jefes de bloque del Senado de este martes Cambiemos y el PJ dialoguista coincidieron en que el pedido de desafuero elevado por el juez Claudio Bonadio no vence esta semana sino el 12 de diciembre, una época que suele complicarse para el Gobierno en el Congreso y acaso haya considerado interesante tener disponible el show del debate del desafuero de la ex presidenta.

Cambiemos y el PJ dialoguista coincidieron en empezar a contar días hábiles desde el 21 de marzo, cuando se armó la comisión de asuntos constitucionales. Por lo tanto el desafuero de Cristina se trataría en diciembre, cuando al Gobierno siempre le cuesta controlar el Congreso.
Llegaron a ese cálculo tras computar 180 días hábiles y no corridos desde el 21 de marzo, cuando se constituyó la Comisión de Asuntos Constitucionales; y no el 6 de diciembre, el día en que el desafuero y detención fue solicitado por la justicia. “La opinión mayoritaria del Senado es que deben contarse días hábiles”, explicó a lPO una fuente del bloque peronista.

Por lo tanto, la sesión especial que había sido solicitada por el oficialismo de manera preventiva para este martes, se canceló.

Con estos plazos, el debate se retomará en la comisión que preside el catamarqueño Dalmacio Mera, que cuando se reunió por primera vez evitó acelerar el tema.

“Hay muchos pedidos de desafuero y hay que evaluar los plazos de cada uno”, marcó la cancha ese día Pichetto, cuyo bloque es indispensable para que Cambiemos alcance los dos tercios y mande a un senador a la cárcel.

Ni bien se conoció el pedido de Bonadío, Pichetto recordó que la postura de su bloque es no quitarle fueros a un senador si no existe sentencia firme, o sea, un fallo de la Corte Suprema.

No se llegó a esa instancia en el caso de Cristina Kirchner, pero tampoco en el de Carlos Menem y el salteño Juan Carlos Romero, los otros pedidos de desafuero pendientes en el Senado.

Además, en esta caso el juez Claudio Bonadío que pidió el desafuero ya no tiene la causa y el tribunal oral que se hizo cargo del tema excarceló a Luis D’ Elía y Carlos Zannini, por los mismos delitos que se había pedido la detención de Cristina.

Según un comunicado del bloque Cambiemos, durante la reunión de labor parlamentaria la mendocina Anabel Fernández Sagasti pidió considerar días corridos y por lo tanto tratar la desafuero esa misma tarde, confiada en que la ex presidenta sería salvada por Pichetto.

Sin embargo, deberá esperar a diciembre, antes trenzarse en duros debates en comisión, que también integra la ex presidenta pero rara vez concurre. Tal vez ese día vaya.

Copyright La Politica Online SA 2018.