El exCEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix, admitió en una audiencia de la Comisión de Asuntos Digitales, Cultura, Medios y Deporte del Parlamento británico que había trabajado en una “campaña anti kirchnerista” previo a las elecciones presidenciales de diciembre de 2015, pero se negó a revelar la identidad de su cliente.

Fue durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Digitales, Cultura, Medios y Deporte del Parlamento británico. “No nos gusta hablar de clientes específicos, simplemente porque hay una confidencialidad con el cliente”, argumentó durante su comparecencia, que fue transmitida por el canal C-Span 2.

“Vi una anotación sobre alguien trabajando en Argentina, que era una campaña anti kirchnerista. Entonces, estaban trabajando para uno de los partidos opositores o alguien que buscaba cambiar el liderazgo político en Argentina, ¿es correcto eso?”, lo apuró presidente de la Comisión, Damian Collins.

“En lo que a mí me concierne, y con lo que podría volver después a usted, no creo que nunca hayamos trabajado en una campaña anti kirchnerista”, buscó desligarse Nix pero entonces el funcionario lo encerró con evidencia.

“Estoy viendo una nota que alguien compartió conmigo de una reunión del grupo SCL (que es la empresa madre de Cambridge Analytica) del 27 de mayo, donde hay una nota que dice ‘campaña anti kirchnerista y presentada al tomador de decisiones, esperando devolución'”, dijo Collins.

“Correcto”, reconoció el entrevistado. “Lo que sugiere que sí presentó una campaña anti kirchnerista a alguien que podría estar en el mercado para comprar una”, completó el miembro del Partido Conservador.

“Bueno, no. Eso sugiere que tal vez apunte a hacer ese tipo de campaña”, intentó volver a salirse Nix, pero Collins insistió: “Claro, una campaña anti kirchnerista, claro”. “Exacto, sí”, claudicó.

“Pero para ser claro. Las reuniones giraban alrededor de esa premisa, que era una campaña anti kirchnerista, entonces estaban trabajando para un partido de la oposición u otra persona interesada en influenciar la política en Argentina, que no estaba apoyando al Gobierno”, insistió sobre la identidad del cliente. Pero solo consiguió que Nix le dijera: “Esa sería la apariencia de eso”.

“¿Alguna vez trabajó para Paul Singer, estaba él financiando algún trabajo suyo en Argentina?”, lo apuró el funcionario. “No, nunca trabajé con Paul Singer”, rechazó.

Cabe recordar que la firma británica de análisis de datos Cambridge Analytica, en el centro del escándalo por el uso fraudulento de datos de los usuarios de Facebook, presentó una declaración voluntaria de bancarrota en Estados Unidos, según documentos presentados en un tribunal de Nueva York.

La empresa, anunció a principios de mayo que cesaban sus operaciones, iniciaba un proceso de insolvencia en el Reino Unido y preparaba la declaración de bancarrota Estados Unidos.

Cambridge Analytica está acusada de haber usado los datos personales de 90 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento. Esta información habría sido utilizada para elaborar un programa que permitió predecir e influenciar el voto de los electores en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, que ganó Donald Trump.

Fuente: Ambito.com