Mauricio Macri recibió a una terna de diputadas que se oponen a la ley del aborto y retomó su línea de imparcial ante el debate que partió a Cambiemos como nunca antes.

El presidente recibió esta mañana en Olivos a Carmen Polledo, una de las figuras del rechazo a la ley que tiene media sanción, a la radical Gabriela Burgos y a Marcela Campagnoli, diputada del entorno de Elisa Carrió que cerró con su discurso el tratamiento de la norma en Diputados.

Si bien Macri está en contra personalmente del aborto, volvió a ratificar que los legisladores de Cambiemos tienen libertad para votar esta ley.

El encuentro se dio tan sólo un día después de que Macri fuera escrachado en Tandil por militantes “pro vida”.

Tras ese escrache, en el Gobierno dejaron trascender un documento que fue difundido en grupos de Whatsapp a diputados y senadores “en respuesta a las acusaciones” a las que se sometió Macri luego de la media sanción. En especial luego de que recibiera en soledad a la diputada Silvia Lospennato, una de las impulsoras de la ley del aborto en Diputados que se ganó la estima incluso de la oposición por su encendido discurso en el recinto.

“Los senadores de Cambiemos tienen total libertad para votar según su conciencia, al igual que la tuvieron los Diputados”, se aclara en el documento que fue reconocido como propio por fuentes del Gobierno.

Por otro lado, el documento rechaza que el gobierno haya impulsado el debate por orden de Jaime Duran Barba para tapar otros temas.

En respuesta a los “provida” que exigen que la ley no avance en el Senado, el documento señala que en el PRO “no creemos que ‘bloquear’ debates sea una buena práctica democrática.

Copyright La Politica Online SA 2018.