Martín Insaurralde quiere ir por la gobernación y lo dejó demostrado el lunes después de una cumbre de intendentes que iniciaron un operativo clamor para pedirle que sea candidato.

Encuestas en mano, más de 10 intendentes hablaron de la caída de la imagen de María Eugenia Vidal en sus distritos y coincidieron en que el lomense es quien mejor “sintetiza” una propuesta que sea capaz de aglutinar los votos de Cristina Kirchner, Sergio Massa y Florencio Randazzo.

Sin dar una señal concreta, Insaurralde escuchó el pedido de Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gabriel Katopodis (San Martín), Ariel Sujarchuk (Escobar), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Alberto Descalzo (Ituzaingó), entre otros intendentes.

Insaurralde, que incluso hasta hace un tiempo aseguraba que su intención era ir por la reelección en el municipio, ya no niega sus intenciones de ser candidato, lo que dejaría abierta la posibilidad de una interna del peronismo en la Provincia, con un sector del kirchnerismo que puja por instalar a la matancera Verónica Magario.

Tanto Insaurralde como Magario buscarán el visto bueno de Cristina para lanzar sus candidaturas, aunque cerca de la ex Presidenta opinaron en diálogo con LPO que es “apresurada” la idea de los intendentes de salir a instalar el lomense. Sin Embargo, también evitaron dar señales de apoyo a Magario. “El candidato se definirá de acuerdo a las necesidades de la Provincia”, dijeron sin cerrar la puerta a la posibilidad de que ir a una interna.

“El candidato no será definido por una alquimia de intendentes, surgirá de las necesidades de los bonaerenses”, aclararon en el entorno de Cristina.

En Unidad Ciudadana buscaron transmitir un mensaje a los intendentes al recordarles que “Cristina tiene una influencia muy fuerte en el electorado de la Provincia” y que su opinión tendrá peso en las definiciones.

Según pudo reconstruir LPO, en la reunión que se extendió durante más de cuatro horas en Lomas los intendentes evitaron hablar sobre una eventual candidatura de Magario y -al definir algunos “roles” que ocuparán de cara a la organización de la campaña de 2019- Descalzo quedó designado como el “interlocutor” oficial designado para dialogar con La Matanza.

Al encuentro también faltó el titular del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez, que se encuentra de viaje, aunque los intendentes presentes se encargaron de decir que dará su “aval” al operativo clamor para levantar a Insaurralde como un “vértice” para acaparar votos de Massa y Randazzo, algo que -repiten en ese grupo- no lograrían con Magario en la boleta.

Copyright La Politica Online SA 2018.