Nicolás Dujovne volvió a negar un posible impuesto a los viajes al exterior para paliar el déficit de cuenta corriente, poco después que Marcos Peña admitiera que era “algo que está sobre la mesa”.

“No creemos que le vayamos a resolver la vida a los argentinos bajando los impuestos”, respondió el ministro de Hacienda, durante su intervención en la bicameral de seguimiento de deuda externa.

“No veo contradicción entre lo que hemos dicho nosotros y el jefe de Gabinete. Hay muchos sectores sugiriendo aumentos y se consideran. Pero no tenemos bajo estudio modificar impuestos ni ninguna alícuota en Argentina”, amplió Dujovne.

Peña lo había dejado mal parado en su diálogo habitual con periodistas en la Casa Rosada, cuando admitió que el tributo al turismo es algo que “algunos sectores vienen planteando por el déficit de cuenta corriente que tenemos”.

Pronto tuvo que aclarar en Twitter que “ya existe un impuesto del 7% a la venta de pasajes al exterior. Lo único que dije es que hay sectores que creen que ese impuesto debería ser más alto. Y eso es lo que dije que está en la mesa junto a muchas otras propuestas que se discutirán en el marco del debate presupuestario”, aclaró. Al rato Dujovne lo ratificó.