José Luis Gioja encabezó este jueves el primer encuentro de la mesa de acción política del PJ Nacional que se conformó en el congreso de Ferro, mientras que el interventor del partido, Luis Barrionuevo, lo provocó al organizar un seminario de economía esta misma tarde.

La pelea entre ambos no es novedad, pero esta vez -a diferencia de lo ocurrido en ocasiones anteriores- Sergio Massa y el salteño Juan Manuel Urtubey no se mantuvieron al margen y sorprendieron con un gesto de apoyo a Barrionuevo al habilitar a algunos de dirigentes a participar del panel que se llevará a cabo en la sede de Matheu.

Bajo la consigna “De ‘lo peor ya pasó” a ‘se vienen tiempos difíciles'”, el PJ de Barrionuevo anunció que este jueves disertarán los massistas Aldo Pignanelli (ex presidente del Banco Central), Marco Lavagna (diputado del Frente Renovador) y el jefe de Gabinete de Urtubey, Fernando Yarade.

La presencia de Pignanelli, Lavagna y Yarade implica un cambio en la actitud del peronismo dialoguista, que mantenía una distancia prudente respecto a la pelea por el PJ. Si bien fuentes de ese espacio dijeron a LPO que se trató de un gesto de apoyo “acotado” y que no saldrán a avalar públicamente la intervención, también reconocieron que muchos se inclinan por el gastronómico en la pelea de la conducción.

Si bien nadie quiere sacarse una foto con Barrionuevo, para el peronismo de mejor diálogo con la Rosada es mejor tener al gastronómico que a Gioja al frente del PJ, porque consideran que el sanjuanino es un dispositivo del kirchnerismo.

Al enviar a sus cuadros económicos al panel, los sectores de Massa y Urtubey -que tuvieron un jueves activo con distintas reuniones previas a negociar con Mauricio Macri- definieron un gesto de apoyo sobre todo apuntando a la próxima resolución de la Cámara Electoral, que debe resolver el tema de la intervención.

Es que -si bien en el peronismo dialoguista hay sectores con matices sobre el tema- en el trazo grueso coinciden en que con Barrionuevo al frente podrán tener más control del instrumento electoral del PJ, mientras Gioja juega para el kirchnerismo y en línea con algunos intendentes de la Provincia que hoy comparten su estrategia.

Durante la reunión de Gioja se repudió la intervención, por eso algunos dirigentes de ese espacio coincidieron en diálogo con LPO en que no les cayó bien que Massa mandara a sus hombres a Matheu. “No entendemos la jugada de Sergio, nos parece innecesaria”, dijo un intendente a LPO y explicó que esperaban que el líder del Frente Renovador se quedara al margen de la disputa.

Pese a ese escenario, en la cumbre de Gioja insistieron en la necesidad de unidad y difundieron un documento final en el que piden privilegiar “las coincidencias de la doctrina justicialista por sobre las diferencias coyunturales”, para poder confluir y generar una nueva mayoría política de cara a 2019.

El ex gobernador pampeano Rubén Marín como presidente de la comisión de acción política y por eso encabezó una conferencia con Cristina Álvarez Rodríguez, Beatriz Rojkes de Alperovich y Leo Nardini en la que dijo que el objetivo será buscar la unidad, dejar las diferencias de lado.

De la reunión de Gioja también participaron José Neder (Santiago del Estero), Alberto Rodríguez Saa (San Luis), Estela Neder (Santiago del Estero), Fernando Espinoza (Buenos AiresEduardo De Pedro (Buenos Aires), Agustín Rossi (Santa Fe) y Víctor Santa María (CABA).