El oficialismo en Tucumán salió hoy a reclamar “prudencia” respecto de las denuncias de fraude en los comicios provinciales, aseguró que existe “falta de coherencia en el accionar de la oposición” y reafirmó que el espacio que encabeza está “ganando por más de 100.000 votos de diferencia”.

Todo ocurre en un clima tenso por la sucesión de escándalos durante los comicios realizados el pasado 23 de agosto donde hubo disturbios, heridos, quema de urnas y denuncias cruzadas. En ese marco, la Junta Electoral Provincial (JEP) sigue avanzando en el escrutinio definitivo.

Hoy, el candidato del Frente para la Victoria, Juan Manzur, estuvo en la Casa Rosada donde mantuvo una reunión con el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. “Se sigue haciendo el escrutinio definitivo en Tucumán, están todos los fiscales participando, esa es la información que tenemos hasta ahora”.

“Ya hay una cantidad de votos que están marcando una tendencia que no dudo que va a ser irreversible”, agregó.

Manzur amplió la ventaja sobre el postulante del Acuerdo para el Bicentenario, José Cano, según se desprende de los últimos datos oficiales brindados por la Junta Electoral Provincial, con el 64,93 por ciento de las urnas escrutadas.

El último parte oficial de la Junta precisa que, con 2.338 mesas (64,93%) computadas, en la categoría gobernador, Manzur tiene 305.940 votos (46,85%), mientras que Cano suma 288.140 sufragios (44,12%).

Hasta el momento se escrutaron todas las mesas de la capital, se están contando las del distrito oeste y faltan las del este. Según las estimaciones de las autoridades de la Junta Electoral, los datos definitivos se conocerán el martes de la próxima semana.

En las últimas horas ocurrió un nuevo episodio a la lista de irregularidades durante ese proceso electoral. La Junta admitió que desaparecieron las filmaciones de las cámaras de seguridad instaladas en el local donde están guardadas las urnas desde la noche de la votación.

Según la autoridad electoral, las cámaras que controlaban el ingreso y egreso de las urnas en el local de la Junta se dañaron a raíz de “problemas de tensión y cortes de energía”. Lo mismo sostuvo el dueño de la empresa que colocó los equipos.

En tanto, el gobernador, José Alperovich, defendió “la honorabilidad” de los integrantes de la Junta Electoral y recordó que la composición de ese cuerpo se hizo a partir de lo que “pidió la oposición”. Así el mandatario respondió a las denuncias realizadas por el Acuerdo por el Bicentenario que hoy volvió a recurrir a la Justicia para denunciar el accionar del órgano encargado de controlar los comicios del 23 de agosto.

“La misma oposición que ahora va a la Justicia denunciando el accionar de la Junta habló bien de su presidente, (Antonio) Gandur”, señaló hoy el mandatario tucumano que una vez más pidió “confiar en la Justicia”.

“En primer lugar hay que confiar en la honorabilidad de la Junta Electoral y sobretodo en el doctor Gandur, porque todos saben que no es una Junta Electoral que la hemos puesto nosotros, es la que pidió la oposición”, indicó Alperovich.

Más temprano, el vicegobernador electo, Osvaldo Jaldo, la senadora nacional Beatriz Rojkés y el apoderado del Frente para la Victoria (FPV), Marcelo Caponio, brindaron una conferencia de prensa en la sede del Partido Justicialista.

Jaldo habló de “falta de coherencia en el accionar de la oposición” tras la elección del 23 de agosto. “A la noche festejaban y decían que iban a respetar a la Junta. A la misma Junta que ahora salen a denunciar. Estas son las incoherencias que tiene que ver el pueblo tucumano”, dijo.

“Otra de las incoherencias, es la de hoy que mientras ellos daban una conferencia en un hotel, en una triste aparición en soledad, porque estaban simplemente los dos nadie más los acompañaba, sus fiscales estaban en la Junta fiscalizando los comicios”, sentenció Jaldo.

Fuente: La Politica Online