En el PRO se están matando en estas horas por definir a los dos candidatos al Consejo de la Magistratura porteño que deben presentarse mañana en la Legislatura.

A fin de año se vencen los mandatos de tres consejeros elegidos por la Legislatura: el kirchnerista Juan Manuel Olmos, actual presidente del organismo que remueve jueces; y los macristas Juan Sebastián De Stéfano, mano derecha de Daniel “Tano” Angelici, y Agustina Olivero Majdalani.

Pese a que ECO, la fuerza de Martín Lousteau, salió segunda en las elecciones de este año y delegó al kirchnerismo a la tercera fuerza del distrito, el PRO negocia con el Frente para la Victoria para repartirse los tres cargos, tal como adelantó LPO.

La puja en el PRO se da entre los sectores de Angelici, principal operador de Mauricio Macri en la Justicia porteña; José Torello, amigo del líder del PRO desde el secundario y Cristian Ritondo, vicepresidente primero de la Legislatura porteña.

Dentro del PRO, Angelici no quiere dar el brazo a torcer en su postulación del diputado Enzo Pagani, que tiene un pie adentro del organismo, y desde CPC (el sector de Torelli), impulsan a Mauricio Devoto o Daniel Presti. Al mismo tiempo Ritondo pretende terciar con el auditor Alejandro Fernández, puesto que asegura que el lugar de Olivero Majdalani le corresponde. También sonaba el legislador Oscar Moscariello, que quedó marginado de las negociaciones.

El kirchnerismo, en tanto, propondrá a los dos apoderados del Frente para la Victoria, Mauro Riano y Vanesa Ferrazzuolo, aunque entrará sólo uno de ellos.

El conflicto surge por los vetos cruzados dentro del PRO y por la insistencia de plantear que el cupo femenino debe cubrirlo el kirchnerismo. El PRO argumenta que con la actual consejera Marcela Basterra, y las anteriores Consejeras Laura Grindetti y Agustina Olivero Majdalani aportó siempre la mujer dentro de la nómina, y es turno de que lo haga el FPV.

Los vetos cruzados entre el sector de Angelici y CPC hicieron que se barajaran los nombres de candidatas mujeres en caso de que la negociación con el kirchnerismo no se destrabe. En ese sentido, suena Nieves Machiavelli, hermana del funcionario larretista Eduardo Machiavelli.

Pero las negociaciones podrían destrabarse si el FPV sacrifica a Riano, del riñón del camporista Juan Cabandie y ofrece a Ferrazzuolo, que responde a Olmos.

Fuente: La Politica Online