Martín Lousteau falló en la primera gran prueba de liderazgo del heterogéneo frente ECO con el que sacó 48 puntos hace sólo dos meses, cuando enfrentó en el ballotage porteño al macrista Horacio Rodríguez Larreta.

El ex ministro de Economía se corrió de la campaña luego de los comicios porteños, en donde evitó fotos con los candidatos presidenciales, pese a que gran parte de su frente está encolumnado detrás de la candidatura Mauricio Macri.

Curiosamente, mientras en ECO explican que la actitud de Lousteau fue parte de una estrategia para consolidarse como el líder opositor al PRO en la Ciudad, admiten que se sorprendieron por su ausencia en las últimas semanas, cuando estuvo de viaje en el exterior y también en el interior del país.

Es que Lousteau se borró justo cuando se negocia el reparto de cargos en los organismos de control y la Justicia porteña, claves para el contralor de la gestión de Larreta que supuestamente va a encabezar el economista.

“Lousteau no ofició de líder”, sintetizaron a LPO desde uno de los partidos que integran el frente ECO para explicar la multiplicidad de candidatos que presentaron ayer de manera dividida para la Auditoría General, el Consejo de la Magistratura, el Consejo del Plan Urbano Ambiental (Copua) y el Consejo de los Derechos del Niño, Niñas y Adolescentes. La división de ECO favoreció al kirchnerismo, que resolvió sus internas para negociar el reparto directamente con el PRO.

La división

Como anticipó LPO, Lousteau le había prometido a todas las fuerzas que integran su espacio un lugar en la Auditoría. Pero el PRO y los K negociaron por su cuenta y se quedarán con 6 de las 7 sillas del organismo de control, por lo que en ECO se estuvieron peleando durante semanas para definir un candidato.

Finalmente no llegaron a un acuerdo y presentaron cinco. Elisa Carrió amenazó con romper el frente si no lo dejan renovar al actual auditor Facundo del Gaiso, que presentó su candidatura junto al postulante de Lousteau, el peronista Federico Saravia, y otros tres radicales. Graciela Ocaña, que compitió en las primarias contra Lousteau, presentó una candidata por afuera del frente ECO.

En el Consejo de la Magistratura, ECO no tiene chances de meter ni uno de los tres consejeros que se renuevan porque se los repartirán entre el PRO y los K. Eso no impidió que presentaran tres candidatos: uno apoyado por Lousteau, otro por Ocaña y otro por la UCR.

Respecto al Copua, el frente ECO se partió y por el lado de los radicales se presentaron cuatro candidatos, mientras que el Partido Socialista Auténtico, que integra el frente, se unió a los diputados de izquierda Marcelo Ramal y Alejandro Bodart para postular al legislador Pablo Bergel.

Fuente: La Politica Online