El Intendente de la Municipalidad de San Pedro de Jujuy, Julio Bravo, entrego un subsidio a dirigentes del Club Sociedad de Tiro y Gimnasia, como parte de la ayuda que la comuna local brinda a las instituciones deportivas del medio.

En esta oportunidad, indicó el mandatario local, se trata de un subsidio de 35 mil pesos destinados a ayudar a la institución, en su participación en el Torneo que Organiza el Consejo federal del Futbol Argentino, como único representante de la ciudad de San Pedro. La ayuda económica, se asignara mensualmente, durante el tiempo que dure la participación de Gimnasia en el certamen futbolístico que organiza la AFA.

Por su parte, Carolina Moisés, presidente de Sociedad de Tiro y Gimnasia, agradeció al apoyo que brinda la Municipalidad, en especial el intendente Bravo, ya que para el club es un esfuerzo económico muy grande completar el presupuesto que necesita, para mantener un equipo de primera en esta categoría del futbol argentino. Sin dejar de lado, también, todas las otras disciplinas y el equipo que disputa el torneo de la Liga del ramal, agregó Moisés.

Estamos trabajando con seriedad y esfuerzo, lo cual nos ha permitido que tanto el Gobierno municipal y provincial confíen en nosotros y podamos acceder nuevamente a esta ayuda. Estamos ejecutando la tercera cuota que nos dio el Gobierno de Jujuy y hemos recibido de la Nación una suma de 100 mil pesos correspondientes al “Programa Mi Club”, destinado a gastos de indumentaria.

Tanto el Intendente Julio Bravo como la presidente de STyG, ponderaron el trabajo en conjunto que vienen haciendo por el deporte y las actividades sociales que se desarrollan en el predio que tiene el club. Esto se debe a que ambas partes cumplimos con los compromisos que asumimos, además de mantener siempre nuestra responsabilidad, como Intendente de la ciudad y presidenta de un club, sin interponer cuestiones políticas a nuestros roles institucionales, subrayaron.

Finalmente, la presidenta del Club Gimnasia reconoció que sin la ayuda del estado, los clubes de barrio no podrían subsistir y sostener ese espacio de contención para el que fueron creados.