Con el objetivo firme de proteger a la comunidad asumido por la gestión del Intendente Julio Moisés durante estos cuatro años de mandato, manteniendo a nuestra ciudad libre de rabia, se continúa cumpliendo la campaña de vacunación antirrábica a las mascotas de los diferentes barrios.

En ese marco, desde la Coordinación de Bromatología no solamente se cumple con las vacunaciones en la zona urbana, sino también en la zona rural, en poblados como El Acheral y San Juan de Dios, trabajo este que tuvo lugar en los últimos días y donde se pudo vacunar a unos 250 canes.

En estos momentos, la Coordinación de Bromatología se encuentra realizando lo que se denomina un “repaso” por todos los barrios de la ciudad. En algunos, según explicó el responsable del organismo, Gabriel Cazón, “los mismos vecinos están llegando a nuestra oficina, ubicada en la terminal de ómnibus, para que sus mascotas puedan ser vacunadas.

Al igual que en años anteriores, se quiere vacunar a la mayor cantidad de perros posibles, estimándose un total de 25 mil para este año