Para cerrar su histórica gira por Estados Unidos el Papa Francisco se reunió con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes y les dijo que “el Clero y los obispos tendrán que rendir cuentas de sus acciones”. Pero no lo hizo en cualquier lugar, lo hizo en Filadelfia, que fue una de las diócesis más afectadas por casos de pedofilia que incluso le costaron la prisión al ex Arzobispo, William Lynn. acusado de encubrimiento.

Luego de ese encuentro – con 5 victimas – el Papa mantuvo una reunión con obispos norteamericanos ante los cuales repitió lo dicho agregando que “Dios llora. Los crímenes contra menores no pueden ser mantenidos en secreto por más tiempo”.

En 2008 Benedicto XVI también se había reunido en Bostón con víctimas de sacerdotes pedófilos y a diferencia de su antecesor, Juan Pablo II, el Papa alemán descartó las medidas de encubrimiento o traslado de diócesis para con los sacerdotes sospechados de ese delito. Francisco ha profundizado esa línea – destituyó a 500 sacerdotes acusados – aunque en Argentina hay quienes observan que el sacerdote Julio Grassi – condenado por abuso de menores – no ha sido sancionado por la Iglesia más que parcialmente.

Los abusos en Filadelfia se cometieron durante los años 80 y salieron a la luz a principios del siglo XXI. En 2011 21 sacerdotes de esta Diócesis fueron suspendidos por las sospechas sobre un total de 37 acusados. Finalmente la Justicia solo condenó con prisión efectiva a un abusador y a Lynn por encubridor.

El actual Arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput fue a visitar varias veces a Lynn a la cárcel y cuestionó que se “personificara en él” la cuestión de los abusos. Chaput es un ortodoxo distante de la línea moderada de Francisco en la Iglesia.

En Washington Francisco había mencionado ambiguamente el tema de los abusos a los que nombro como “momentos oscuros”. Organizaciones que agrupan a las víctimas lo habían criticado.

Para la organización local Bishop Accountability la Iglesia en EE UU debió disponer de unos 3.000 millones de dólares para afrontar costas por juicios y rehabilitar a las víctimas. Los juicios millonarios por pedofilia obligaron a varias diócesis a declararse en quiebra y a vender templos para afrontar indemnizaciones y tratamientos.

El Papa tiene previsto despedirse con una misa en la avenida Benjamin Franklin , en la que se esperan 1,5 millones de personas.

La actividad final es a las 19hs (hora local) con el saludo en el aeropuerto al comité organizador, los voluntarios y los benefactores, mientras que a las 19.45 habrá una ceremonia de despedida.

La partida del vuelo está prevista a las 20 y la llegada al aeropuerto Roma a las 10, horario de Italia.

Fuente: La Politica Online