El fabricante de vehículos eléctricos Tesla presentó un producto con el que pretende revolucionar el mercado energético: las baterías para hogares “Tesla Powerball”, que permitirá abaratar el consumo eléctrico y cortar a futuro la dependencia con la energía eléctrica.

Esta superbatería fabricada en litio dará energía a todos los aparatos del hogar, desde el coche hasta los electrodomésticos. Está diseñada para fijarse en las paredes, soporta altas y bajas temperaturas, y tiene paneles fotovoltaicos independientes de los sistemas de energía tradicionales.

Según el CEO de Tesla, Elon Musk, la “Powerball Home Battery” tiene dos modelos: uno que ofrece 10 Kwh y permite almacenar energía solar durante el día y otro de 7 kWh para uso cotidiano.

Se puede usar además en caso de cortes de energía o cuando los picos de consumo sean más altos para abaratar costos. Su costo será de US$ 3.500 en EE.UU, donde saldrán a la venta en el verano, mientras que en el resto del mundo llegarán en 2016, aunque ya pueden empezar a reservarse.

Según Musk, la Powerball el objetivo “es transformar totalmente la infraestructura energética mundial para que sea totalmente sostenible y sin producir emisiones de carbono”. Además, dijo que esta batería “será un gran paso para las comunidades más pobres” porque “eliminará la necesidad de redes eléctricas”.